ES | EN

¿Arraigo Familiar o Tarjeta Familiar UE?

Tabla de Contenido

1. Introducción

Desde la modificación de la normativa correspondiente en el año 2022, han surgido muchas dudas respecto al régimen de convivencia entre la Tarjeta Familiar Comunitaria y el Arraigo Familiar. Esto se debe a que ambos son permisos que se obtienen como consecuencia de la acreditación de un vínculo familiar con una persona que ostenta una determinada nacionalidad y la similitud en cuanto a sus efectos.

Ambos permisos destacan por los excelentes efectos que aportan a su titular, pero… ¿cuáles son las diferencias entre ambos permisos de residencia? En este artículo intentaremos responder a esta pregunta.

Arraigo Familiar or EU-Family Card

2. ¿Cuándo solicitar el Arraigo Familiar y cuándo solicitar la Tarjeta Familiar Comunitaria?

Hasta agosto de 2022, las autorizaciones de residencia solicitadas como consecuencia de ser familiar de un ciudadano de un estado miembro de la UE (incluida España) se tramitaron como Tarjetas de Familia UE. A partir de esa fecha, como consecuencia de las recientes modificaciones del Reglamento de Inmigración, esto ha cambiado en la siguiente medida:

  • Si el familiar que otorga el derecho de residencia es ciudadano español, se solicitará arraigo familiar.
  • En cambio, si el familiar es ciudadano de otro país miembro de la Unión Europea, se deberá solicitar la Tarjeta UE-Familia.

 

Ojo, porque no todos los miembros de la familia pueden solicitar estos permisos. A veces se deben cumplir requisitos adicionales.

¿Aún tienes dudas sobre el Arraigo Familiar o la Tarjeta Familiar UE?

¡Gracias a nuestra amplia experiencia en trámites migratorios podemos ayudarte!

Agenda una Consulta Gratis

3. ¿Cuáles son las diferencias en el proceso de solicitud?

Las diferencias más destacables en el proceso de solicitud de ambas autorizaciones son las siguientes:

4. ¿Cuáles son las similitudes?

Como hemos comentado en la introducción de este artículo, la autorización de arraigo familiar y la Tarjeta de Familia UE son muy similares en ciertos aspectos. En concreto, cabe mencionar que la autorización inicial emitida en ambos casos tiene una duración de 5 años y faculta a su titular para trabajar tanto por cuenta ajena como por cuenta propia. Además, en ambos casos el plazo para resolver el expediente es de 3 meses y el silencio administrativo asociado es negativo. En caso de que necesites más información sobre estas populares autorizaciones de residencia, no dudes en contactar con nosotros.